Saludo del Ministro Provincial al inicio del Curso

El Ministro Provincial, Fr. Juan Carlos Moya, desea enviar el siguiente saludo a toda la comunidad educativa de los Colegios Franciscanos.

Queridos hermanos franciscanos, queridos profesores y personal de administración y servicios de nuestros colegios de la Provincia de la Inmaculada, paz y bien.

Deseo que hayáis podido descansar este verano y os encontréis con fuerzas renovadas para comenzar con buen ánimo el nuevo curso que tenemos por delante. Nuevamente me quiero hacer presente al inicio del curso para desearos lo mejor a todos y cada uno de vosotros en esta tarea tan hermosa como es la educación de nuestros niños y adolescentes.

Es un nuevo curso pero también es un nuevo trienio para todos nosotros. Se han renovado algunos servicios directivos tanto en el Equipo de titularidad como en la dirección académica de diversos colegios de la Provincia. Nuestro ánimo para todos ellos en este nuevo trienio. Todos y cada uno de vosotros, directivos o no, desde la misión que tenéis, sabéis que jugáis un papel de gran trascendencia para que nuestros alumnos y sus familias sigan confiando en nuestra oferta educativa de Colegios Franciscanos de la Provincia Franciscana de la Inmaculada. Os animo a que lo ejerzáis con serenidad, apoyándoos los unos en los otros desde el principio de la subsidiariedad.

Seguimos recordándonos que nuestra tarea educativa es crucial para el desarrollo de nuestra sociedad. Somos modelos y transmisores de vida, esperanza, responsabilidad, bondad, humildad... y no solo porque esos valores nos parezcan decisivos para que las generaciones más jóvenes se puedan abrir un futuro. Más bien, la raíz de esos valores arranca de la contemplación del hombre perfecto, Jesucristo. Él encarna todo eso y mucho más. San Francisco de Asís, por su parte, nos enseña a hacer vida a Jesucristo y nos ayuda a encarnarlo para bien de toda la humanidad.

Sabemos que estos tiempos que corren no son fáciles para muchas personas. Tampoco lo son para la propia Iglesia católica. En unos casos los problemas vienen por causas externas, en otros por su propia debilidad.

Estamos asistiendo en estos tiempos al conocimiento de casos de abuso a menores de edad por parte de algunos miembros de la Iglesia católica. Además de rechazar absolutamente estos abusos, nos sentimos solidarios con las víctimas. Estas noticias repugnantes nos han de ayudar a considerar nuevamente que los niños y adolescentes a los que tenemos el privilegio de acompañar son la tierra sagrada de Dios ante la que nos tenemos que descalzar. Dicho de otro modo, nuestros alumnos merecen un respeto absoluto y son merecedores de todo el bien por nuestra parte. Seamos pues, escrupulosos en el trato con nuestros alumnos, atendiendo a la peculiaridad de cada uno de ellos.

Signo de los valores que emanan de Jesucristo es la solidaridad, expresada por parte de todos vosotros respecto a los más pobres del Vicariato Apostólico de Requena (Perú). Este verano he podido visitar a los hermanos que misionan en la amazonía peruana y he podido constatar la cantidad de proyectos que están llevando adelante, gracias, entre otros, a la aportación solidaria que en estos últimos años se ha venido realizando desde nuestro Colegios. La comunión con los más pobres de Perú nos permite sembrar semillas de bondad en cada uno de nuestros alumnos y en nosotros mismos. Tenemos puesta toda nuestra confianza en que germinarán en el futuro en todos ellos, cuando accedan a todo tipo de responsabilidades. Dice la declaración Gravissimum Educationis del Concilio Vaticano II: "Unidos entre sí [los maestros] y con los alumnos por la caridad, y llenos del espíritu apostólico, den testimonio, tanto con su vida como con su doctrina, del único Maestro Cristo". Que Cristo, el Maestro, inspire en vosotros lo mejor de cada uno a lo largo de todo el curso. Que viváis como familia unida por el amor. Es mi deseo para todos vosotros y para los alumnos con los que compartiréis largas horas.

Feliz curso 2018-2019.

Recibid un saludo cordial.

Fray Juan Carlos Moya Ovejero 
Ministro Provincial

Descargar saludo (PDF)