Encuentro de Equipos de Pastoral

Procedentes de los diversos colegios franciscanos de nuestra provincia, los pasados días, 5 y 6 de marzo tuvimos las jornadas de formación pastoral en la que participaron 47 profesores de los equipos directivos y de pastoral de cada centro. También se hizo presente al completo el Equipo de Titularidad que gobierna nuestros centros.

El hermano Joaquín Zurera dio la bienvenida en nombre del Provincial y Chito, de Brotes de Olivo, puso la nota musical a la oración de apertura de las jornadas junto a nuestro compañero, Antonio Jesús de Almería que nos invitó a orar con un texto de Mateo que presentaba a un niño como lo más grande en el Reino de los cielos.

Sobre las seis de la tarde, Elena García, presentada por Dani, inició a exponer su experiencia sobre la interioridad, invitándonos a movernos, notarnos, tocarnos y sentir nuestro cuerpo como un regalo de Dios para despertar el interior y apreciar nuestro corazón imaginario, poniendo nuestra mirada donde importa. Antes de salir al jardín para encontrarnos con la naturaleza y establecer una hermosa relación nos puso para escuchar una canción de Maldita Nerea que serían las palabras, expresiones y sensaciones que mostraríamos fuera, en el patio.

¿Para qué miramos dentro? Para ser feliz. ¿Y cómo podemos ser feliz? Siendo buenos, siendo la mejor versión de uno mismo. El silencio es un espacio educativo muy importante, sobre todo en nuestros colegios.

Fue preciosa la presentación y concierto del último trabajo de Chito, llamado Buenagente, con canciones franciscanas muy emotivas.

Al día siguiente, Judit Viñas, Talentorigami, nos metió en las dinámicas sobre el liderazgo relacional, sobre ideas que acompañan a nuestros equipos en el buen funcionamiento de los centros desde el autoconocimiento de aquellos que ejercen una responsabilidad en los colegios, despertando la confianza y la responsabilidad.

Nos mostró el tipo de relaciones establecidas: de valor, de referencia y de necesidad. Siempre hay un tipo de relación, lo que tenemos que hacer es ir mejorándola.

Judit nos preguntó por la mejor película, el mejor libro y la mejor  canción para conocernos y saber qué es importante para el otro desde el arte de preguntar. Fue muy lúcido la dinámica en la que salieron unos voluntarios para decirles a nuestros profesores unas expresiones que mostraban una emotividad determinada con la que se puede crecer como persona y responsabilizarse más de las tareas o, por otro lado, te dejan hundido y con ganas de llorar.

Judit terminó su exposición mostrando un árbol que tenía en sus raíces propuestas de interioridad y en sus ramas sugerencias para comenzar a ser un buen líder nada más llegar al colegio.

El buen ambiente creado, el acierto en la temática trabajada y los momentos de interioridad, de oración junto a la eucaristía, nos vienen de nuevo a recordar que lo más precioso de nuestros colegios no es tanto lo que hacemos sino los destinatarios de nuestra tarea: compañeros, alumnos y padres.

ozio_gallery_nano